Tolerancia, ¿para quién?

La muerte de Michael Jackson es un acontecimiento inesperado porque era un hombre millonario de 50 años de edad, en cualquier situación normal podría pensarse que estaba en la flor de la vida. Sin embargo, las flores tienen una vida efímera y, aunque nos hacen felices por un tiempo, mueren más rápido de lo que desearíamos.

Es asombroso, pasadas la agitación y la consternación, recapitular lo sucedido y darse cuenta de que no somos más que marionetas de los medios de comunicación y, aunque no lo parezca, no es una crítica, es una apreciación.

Hace algunos años, millones de personas repudiaban la conducta de Michael (tal vez muchos de esos que ahora lo lloran), a pesar de que nunca se comprobó nada de manera oficial. Se le llamó de todo, se le asignaron sobrenombres hirientes, la crítica no cesó nunca.

Desde mi punto de vista, y es válido porque es mío, así que las críticas no me importan, Michael Jackson, el Rey del Pop, fue víctima del más alto grado de intolerancia proveniente del ser más importante: él mismo. Michael Jackson no se quiso, no se tolero, no se aceptó, por eso tuvo que soportar que los demás no lo quisieran, no lo toleraran y no le aceptaran. Porque yo me preguntó ¿quién tiene derecho a decirle a otro ser humano que no elija el color de piel que desea? ¿Acaso no es la ciencia misma la que ha llegado a tal grado de desarrollo que permite clonar a otro ser humano? ¿No podemos trasplantar órganos, reemplazarlos con prótesis? ¿No puedo ser más bella, menos gorda, incluso más alta? Y si lo hago, no será la gente quien me dirá “te ves mejor así”.

Bueno, Michael Jackson duró (porque difícilmente creo que eso haya sido una vida en la extensión de la palabra) 50 años, la mayoría de los cuales buscó –con la ayuda de la ciencia médica– la manera de verse mejor, para quererse, tolerarse y aceptarse.

Hoy, ya muerto, la gente “lo quiere, lo tolera y lo acepta”; ¿qué habría sucedido si hubiesen podido salvarlo? Quiero especular y decir que no sería querido ni tolerado, y seguramente, ni aceptado, sino criticado por lo sucedido. Todos queremos darle a los muertos lo que no podemos darles en vida porque tememos que nos suceda lo mismo.

Pues yo quise a Michael, lo toleré y lo acepté. Siempre pensé –y lo dije– que era inocente. Hay secretos tan bien guardados que se llevan a la tumba, éste es uno de ellos.

Thriller sería el epitafio perfecto para una vida ejemplar. Sí, la suya es el ejemplo de todo lo que TODOS podemos ser y padecer.

Michael: ojalá que donde estés haya amor y tolerancia para tus decisiones, no importa si fueron equivocadas para toda la humanidad, hoy estás perdonado. ¿Podrás perdonar?

http://www.facebook.com/lourdes.chavezsandoval

 

Anuncios

5 comentarios

  1. lamaga said,

    20 julio 2009 a 23:21

    Tolerar.
    No me gusta la connotación de esa palabra, no me parece muy feliz que digamos (sí, ya la busqué en el diccionario).
    Igual ahora no me da para buscar la palabra adecuada, me lo llevo de tarea.
    Me gusta mucho el estilo Lourdes. Igual no te defiendas tanto, es tu blog y lo bueno de los blog es que uno hace lo que se le pega la gana con ellos, y el que no quiere leer, que no lea.
    Un abrazo.

  2. 21 julio 2009 a 14:57

    Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. (RAE)

    Definitivamente, me quedo con tolerancia. Tú dime cómo va la magia, platícale a mis tímidos lectores que no me dejan los comentarios aquí, qué hace una cuentista como tú en el mundo de la publicidad.

    Un abrazo…

  3. Tere said,

    23 julio 2009 a 0:25

    A mí, como dice “Lamaga” me gusta el estilo Lourdes, me encanta, y como te comenté vía correo electrónico, estoy sorprendida y fascinada con tu gran estilo.
    Acerca de este artículo, Michael Jackson y la tolerancia, creo que uno debe aprender a ser tolerante con las creencias, formas de pensar y de vida del resto del mundo, pero no con uno mismo. Uno debe quererse, amarse, no tolerarse, y en ese sentido, Michael el único sentimiento que me despierta es el de la lástima, porque nunca aprendió a valorarse y, en consecuencia, nunca se amó.
    Saludos y suerte en todo lo que te propongas¡

  4. Patricia said,

    28 julio 2009 a 16:49

    Lourdes, como dice lamaga no te defiendas, es tu blog y en el puedes libremente compartir tus opiniones e ideas, habrá quién esté de acuerdo y a quién no le guste y si lo desea que lo exprese, sin perder el respeto que a todos nos mereces.

    Para mi la noticia de la muerte de Michael Jackson fue impactante, quizá porque a veces nos olvidamos de nuestra propia mortalidad, o porque lo “natural” es que llegues a la vejez. Enterarte de la muerte de un contemporáneo te mueve el piso y te muestra la fragilidad de la vida.

    Esa misma fragilidad es la que rodeo a Michael Jackson, fue admirado y explotado desde su infancia; al parecer nadie le brindo la tolerancia (en el sentido de paciencia) necesaria para hacerlo madurar, ¿habrá alguien que realmente lo haya amado? Si no sientes el sincero afecto de las personas más próximas, como puedes tener una alta autoestima, que es la que se construye gracias a la protección de los padres. Michael solo conoció la seguridad que le brindaba un escenario.

    Yo no siento lástima por Michael Jackson, sino tristeza por el reflejo que su vida nos muestra ante la mercantilizada ponderación de los valores, que lleva incluso a los padres a olvidar la responsabilidad de lo que es ser padre.

    Lourdes, muy bueno tu blog.

    • 28 julio 2009 a 17:34

      Patricia:
      Muchas gracias por escribir en mi blog. Sí, la vida de Michael fue muy triste. Estoy de acuerdo con tus palabras creo es indispensable la familia para construir una autoestima fuerte y valores sólidos, pero sobre todo para soportar todo lo que tendremos que enfrentar con el paso del tiempo. ¿Ya leíste el resto del blog? https://lourdeschavezblog.wordpress.com/
      Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: