Real del Monte: un monte real… mente mágico

Este lugar tiene la nostalgia de tiempos mejores, de grandes riquezas; oro y plata; piedras semipreciosas; actividad minera; bienestar para el pueblo; pero también carga con la historia de la explotación; los accidentes; la falta de escrúpulos y el nacimiento de la corrupción en la industria minera. (No se preocupen, no voy a hablar de política, ni del tal “Napo”).

Una característica de este lugar, considerado “Pueblo Mágico” por la ONU   (ya era mágico antes, pero le dieron su confirmadita), es que todos los techos de las casas son de láminas pintadas de rojo. Como la mayoría de los pueblitos mexicanos creció sin ton ni son, las calles son estrechas y las subidas y bajadas peligrosos caminos de un carril para ir y venir, a veces uno y medio y, ya con suerte, dos.

A lo largo de todas sus calles se encuentran “los mejores pastes del lugar”, los clásicos de papa con carne (mmm, se me hace agua la boca de acordarme); de frijol con chorizo (no muy ingleses); de salchicha, arroz con leche, crema pastelera.

Según dicen los lugareños (no sé si sea un mito o una realidad, pero tiene lógica), paste viene del vocablo inglés pastry que significa varias cosas: masa, pastelillo,  bocadillos, en fin… nada dietético.

Hay un turibus, versión Real del Monte, que representa toda una experiencia, durante el viaje es necesario practicar el cabeceo: cuidarse de los cables de la luz y de las ramas, so peligro de ser degollado o por lo menos rasguñado. Si se viaja en la parte alta, parece que en cualquier momento se saldrá despedido sin más amortiguación que el suelo empedrado, pero vale la pena porque en él se recorre el pueblo y se visitan los vestigios de las minas, todas ellas sin actividad (con el toque de la adrenalina extra por cables y ramas).

Son lugares fantasma que estimulan la fantasía y el miedo; lúgubres locaciones llenas de historias de sufrimiento, enclavados en paisajes maravillosos que nos hacen recordar que México es mucho más que todo lo que estamos viviendo.

Los parajes de Real del Monte son localidades que facilitarían el romance para unos enamorados o la aventura (si no tienes un enamorado o enamorada) y si tú categoría no es ni una ni otra, pues es el lugar ideal para un buen atracón apaciguador de cualquier decepción.

Aquí están todos los créditos

Aquí están todos los créditos

No puede faltar la cháchara, si no olvidaríamos que estamos en México, infinidad de platerías ofrecen sus productos, me parece que con más entusiasmo que creatividad: prevalece lo que está de moda, aunque, con tiempo, se pueden encontrar verdaderas obras de arte.

También aquí están los créditos

También aquí están los créditos

De acuerdo con la vox populi, Real del Monte es la cuna del futbol mexicano; es un lugar desarrollado en sus orígenes por ingleses que legaron costumbres y arquitectura. El trazo de las calles me pareció, como en muchos pueblos de nuestro país, desastroso, parece estar diseñado con la mayor complicación posible. Si se quiere practicar deportes extremos, ahí se puede, sólo hay que pasear por todo su territorio a pie para escalar, sortear dificultades y acabar bronceados y helados por el viento que golpea mientras el sol brilla en todo su esplendor.

Según Isaac (podemos creerle porque es arquitecto) el estilo es neoclásico, algunos edificios son de inspiración inglesa y otros con estilo barroco y arquitectura del siglo XVIII. Los techos son de dos aguas de lámina, que debajo tienen tapancos para aislar del calor y el frío (ya saben que en los recorridos no puede faltar la clase).

Si de regreso es buena hora, no hay que perderse la experiencia de pasar a ver el catálogo de la Fototeca Nacional del INAH (aquí les incluyo unas tarjetas postales escaneadas que no representan ni una ínfima muestra de las portentosas imágenes que ahí pueden encontrar).

Ciudad de México, ca. 1930. Fondo Casasola

Ciudad de México, ca. 1930. Fondo Casasola

Para un apasionado de la fotografía, de la historia o de la comunicación, ése es un recinto hechicero, porque encanta con sus imágenes. Imágenes que hablan, cada personaje o sitio retratado tiene un pasado, un presente y un futuro que cuenta a quien se deja hechizar. Eso sí, en horario de gobierno o sea ni se les ocurra llegar después de las tres de la tarde.

Para muestra basta un botón, así que no hay que perderse su Museo de la Fotografía, ése sí está abierto de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 horas. Yo lo había visitado antes y me gustaba más, pero vale la pena. ¡Ah!, pero creo que tampoco esperan recibir extranjeros porque los letreros están sólo en español y a las chaparritas como yo, no las consideraron a la hora de colocar algunas fotografías.

Fondo Casasola. México, D.F. 1923 - 1924

Fondo Casasola. México, D.F. 1923 - 1924

Así me sentía en el turibus

Si ya visitaron el Louvre, felicidades; ahora vayan a estos lugares. Si ya fueron a los dos, dobles felicidades. Si no han ido a ninguno, ni se preocupen, vayan este fin de semana a Real del Monte, total, el clima es muy inglés y todo lo demás bien mexicano. ¿Qué más pueden pedir?

No cabe duda de que una imagen vale más que mil palabras

No cabe duda de que una imagen vale más que mil palabras

P.D. No olviden su cámara. Charbe me la prestó y yo la olvidé, pero Alfonso Álvarez me hizo favor de escanearme estas tarjetas que traje. 

C.B. Waite. México ca. 1902

C.B. Waite. México ca. 1902

Anuncios

2 comentarios

  1. Diana Rivera said,

    2 septiembre 2009 a 14:27

    Muchas gracias por tan bonita reseña de un lugar que siento tan cercano. En verdad se me hace agua la boca por los pastes y tantas cosas que solo se pueden apreciar ahi, en contexto con el aire frio y el sol que quema.
    Vale la pena visitarlo y caminar por sus calles y chacharear con tiempo. !En horabuena por la promocion de nuestro Mexico querido!

    • lourdesch said,

      2 septiembre 2009 a 15:47

      Gracias a ti querida Diana, cuando está uno fuera de su país se aprecian mejor estos lugares porque tienen el tinte de la nostalgia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: