Secuestro exprés

Desde marzo no había escrito, no porque no tuviera cosas que platicar, describir o narrar, sino porque entre esa fecha y ahora se atravesó en mi vida un evento que me traumatizó y me había impedido escribir. Así que decidí que no lo haría hasta que pudiera compartirlo con ustedes.

El 26 de abril de 2010, después de un evento al que asistí y que me hizo muy feliz porque eso permitía que mi jefe y el grupo al que él pertenece siguiera al frente de la institución donde trabajo (tengo un jefazo), sufrí un secuestro exprés, una de las peores experiencias de mi vida. Independientemente del dinero que me robaron, lo más difícil de superar ha sido la terrible humillación y vejaciones que el acto en sí implica.

 Después de quién sabe cuánto tiempo, cuando por fin me soltaron, me quedé sin nada y tuve que regresar a mi casa gracias a la caridad de un joven matrimonio. No crean que fue fácil, las primeras personas a quienes pedí ayuda (dinero para un pesero y que me dijeran dónde estaba el metro más cercano) no me dieron los tres pesos y tampoco fueron muy específicos con respecto a la información.

 No iba vestida como pordiosera, y aunque entiendo la paranoia que todos tenemos en ese momento me sentí aun más desvalida.

Estos chicos me regalaron 10 pesos y me subieron en un pesero que me dejaría cerca de mi casa, ¡Dios los bendiga!

 Mientras estaba secuestrada, mi hijo me llamó y como estos tipos contestaron el teléfono y no lo colgaron, él se dio cuenta de lo que sucedía. Una pesadilla para él y luego para mi hija.

 Después del impacto, de mi familia y mío, fui a denunciar los hechos ante el Ministerio Público del D.F., llegué a mi casa pasada la una y media de la madrugada.

 A pesar de que tenía el nombre del tarjetón del chofer del taxi donde me secuestraron y la descripción de los secuestradores, nada sucedió. Bueno, me refiero en cuanto a la ley, porque para mí todo cambió. Estoy acudiendo a terapia por Síndrome de Estrés Postraumático. Y si antes la gente se me hacía sospechosa, ahora me cuido hasta de mi sombra.

 Jamás pensé que algo así podría sucederme, ahora mi miedo es que le pase a cualquiera de ustedes, a la gente que quiero.

 A pesar de todo, no lamento haber denunciado, era mi deber. Cada que veo que detuvieron a una banda busco la foto en las noticias con la esperanza de encontrar la cara de esos infelices atrapados por la policía.

 Como quiero tratar de dejar esto atrás, lo escribo para dar paso, una vez más a mis anécdotas o comentarios positivos. Aunque el miedo está ahí y creo que seguirá mucho tiempo. Les envío un beso. ¡Cuídense!

Anuncios

20 comentarios

  1. 14 septiembre 2010 a 22:16

    Lulú…no cabe duda que los ciudadanos somos quienes estamos presos de la ineptitud de las autoridades. Lamento que te haya pasado esto y dentro de todo piensa que tienes vida para contarlo. Espero que pronto superes este trauma.

    • lourdesch said,

      14 septiembre 2010 a 22:21

      Mil gracias Alfredo. ¡Cuídate mucho!

  2. Aida said,

    15 septiembre 2010 a 0:44

    Mi querida Lula:
    Lamento mucho que hayas pasado por tan mal momento, pero recuerda que después de la tempestad viene la tormenta…… nooooo perdón biene la calma.
    Siempre has demostrado ser una persona fuerte y luchadora, yo sé que ésto no te va a detener.
    Aida

    • lourdesch said,

      15 septiembre 2010 a 15:24

      ¡Sabias palabras! Ja, ja… Aída y yo nos entendemos. Muchas gracias.

  3. Hola Lourdes said,

    15 septiembre 2010 a 0:54

    Me entristece lo que te pasó y es algo que siempre decimos, “a mí no me va a pasar”, pero quienes viven en ciudades grandes o capitales de estado están altamente expuestos. Saliste viva y eso es lo más importante, aunque haya sido el peor mal rato de tu vida. Para los que pudimos “huír” a un pueblo pequeño donde el riesgo es considerablemente menor, no dejamos de pensar en familia y amigos que viven en la Ciudad de la Esperanza? Estoy seguro que tu caracter y la terapia te ayudarán a superar pronto este mal rato. Te mando un beso. ¡Cuídate mucho!

    • lourdesch said,

      15 septiembre 2010 a 15:23

      ¡Eres un afortunado mi querido Evelio! Muchas gracias. Lourdes

  4. ALEJANDRA said,

    15 septiembre 2010 a 1:14

    LULÚ NO LO SABÍA , LO SIENTO MUCHÍSIMO. SIEMPRE PÍDELE A LA SOMBRA DE SAN PEDRO TE ACOMPAÑE. TE ENVIARÉ CON PATY UNA MEDALLA O LLAVERO DE SAN BENITO QUE TE PROTEGE DE TODO MAL.

    CUÍDATE MUCHO Y GRACIAS A DIOS QUE SIGUES CON NOSOTROS; PUES HABEMOS MUCHA GENTE QUE TE NECESITAMOS Y QUEREMOS.

    • lourdesch said,

      15 septiembre 2010 a 15:22

      Gracias Ale, tus palabras son muy lindas.

  5. Diana said,

    15 septiembre 2010 a 13:05

    Lourdes,
    me apena muchisimo que te haya pasado esto y que tu y tu familia hayan pasado por un episodio tan desagradable y traumatico. Gracias a Dios y no paso a mayores, pero me enoja el grado de inseguridad que se esta viviendo y donde claramente se ve que las autoridades si no estan de acuerdo con estos infelices, se han visto rebasadas y superadas en mucho por ellos.
    En fechas donde todos celebran la independencia y yo me pregunto ?somos realmente independientes? el narco, la inseguridad, la politica podrida y las autoridades corruptas….. parece que ahora inevitablemente dependemos de ellas ya que nuestras vidas estan constante y estrechamente en contacto con ellas.
    Animo y espero que pronto puedas superar este capitulo que tan mal sabor de boca te ha dejado.
    Con mucho cariño, Diana

    • lourdesch said,

      15 septiembre 2010 a 15:21

      Mil gracias querida Diana, por fortuna tú pudiste salir de México.

  6. Leito Martínez said,

    15 septiembre 2010 a 19:14

    Lulú:
    Lamento mucho lo que sucedió, pero me da mucho gusto en el valor con que enfrentas la vida. Ánimo y mucha fuerza. Acá andamos con ustedes. 🙂

    • lourdesch said,

      15 septiembre 2010 a 23:25

      Muchas gracias mi querido Leo. Mi papá dice que: “Los buenos siempre ganan, siempre y cuando sean más que los malos…” Ya sabes cómo es el humor de mi familia. Un beso

  7. Claudia said,

    16 septiembre 2010 a 20:46

    Lulú
    Siento mucho lo sucedido, que bueno que regresaste al cobijo de tu casa. Que bueno que estás con ayuda profesional para sanar de la mejor forma el trauma,
    te envío un beso y un abrazo.

  8. Lourdes Chávez said,

    20 septiembre 2010 a 1:55

    Mil gracias Claudia. Un beso para ti también.

  9. Poncho Bravo said,

    21 septiembre 2010 a 0:20

    Mi estimada Lourdes, desde el día en que me platicaste este horror lo he compadecido contigo, este tipo de sucesos hacen que me hierva la sangre y más cuando la victima es una persona a la que estimo. Yo se que Dios ha permitido esta desgracia para sacar muchas cosas buenas de ella, como siempe te madno un fuerte abrazote.
    P.D. No sabes el gusto que me da leer nuevamente tu blog, por favor no nos quites el privilegio de tu deliciosa escritura.

    • lourdesch said,

      21 septiembre 2010 a 4:28

      Mil gracias mi querido Alfonso.

  10. Malena said,

    22 septiembre 2010 a 19:52

    Hola Lourdes!!! Lamento muchísimo lo que te pasó y gracias a Dios no pasó a mayores. Dale pa’lante y recuerda que habemos mucha gente que te quiere y te apoya muchísimo aún en la distancia. Un saludo con cariño y que Dios te cuide y nos bendiga y cuide a todos porque en esta ciudad todo puede suceder…… lamentablemente!!!

    • lourdesch said,

      22 septiembre 2010 a 20:07

      Muchas gracias por tu apoyo Malena. Un abrazo

  11. Alejandra Necoechea said,

    13 diciembre 2010 a 8:33

    Hola Lulu, hace 4 semanas sufri lo mismo que tu, estoy confundida y cada momento de mi vida siento que me estoy aislando, necesito informacion para acudir al lugar adecudado de tratamiento para despues de este evento, creo que no estoy haciendo lo correcto, el sumirme en mi misma no me gusta pero no tengo la menor idea de por donde me debo dirigirme, lo intento pero llega la noche y me siento mal, no quiero salir de mi casa y pienso demaciado en el evento, el tel de mi cel. es , mi correo es:

    GRACIAS

    ALEX NEKO.

    • lourdesch said,

      13 diciembre 2010 a 14:24

      Me pondré en contacto contigo. Pero créeme. This too shall pass. Lourdes


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: