Don Asado: ¿Por qué los mexicanos aceptamos el mal servicio?

Restaurantes sobrevaluados parte 1: Don Asado

Cecilia es la gerente de Don Asado Florida, ubicado en Insurgentes Sur 1826, Col. Florida. Ella agregó a un producto mal elaborado, la pésima actitud y la descalificación de su competencia. Después llegó el chef Óscar quien solo dijo muy mal, muy mal.
Me habían recomendado este lugar ampliamente, incluso una amiga uruguaya, sin embargo, puedo decir que hay muchos restaurantes mucho más pequeños y menos conocidos cuya carne es infinitamente mejor y el servicio es bueno.

Cecilia, la gerente, me dijo que no podían abrir la arrachera porque ellos la manejan así. Yo le pregunté por qué el mesero no me lo había mencionado. A lo que me respondió que en ningún lado lo hacen.
–En la Parrillada Uruguaya sí, repliqué.
–Esa fue nuestra primera franquicia y no volvimos a vender otra porque salió muy mal, argumentó ella.
–Pues a mí me encanta y, pueden abrir la arrachera, proseguí.

La mujer me interrumpió para decir: “Bueno, pues bienvenida eh”, y se fue.

Este local está mal ventilado, amontonado, hay exceso de ruido y, como sucede en otros lugares, los meseros NO ESCUCHAN, pero tampoco la gerente ni el encargado (hombre en la foto).

Tres veces me llevaron una arrachera cuyo único requisito era estar bien cocida. La primera vez estaba entre término medio y tres cuartos; la segunda quemada, cual carbón, y la tercera, la cambiaron para traerla aún más cruda. Ordené una papa a la parrilla con el aderezo al lado: el aderezo nunca llegó. Pedí un limón y tardaron 20 minutos en traerlo.
La carne de mis acompañantes corrió una suerte parecida. En vez de dos T-bone tres cuartos y una arrachera bien cocida, trajeron un T-bone bien cocido y dos arracheras. Se llevaron una arrachera y dijeron que en cinco minutos estaría listo el otro T-bone, ¿entonces porque la primera vez tardaron 30 minutos?
Llega el siguiente T-bone, bien cocido en lugar de tres cuartos.
Desafortunadamente, este fenómeno de la mala calidad y la mala actitud por parte del personal es cada vez más frecuente. Cuando le dije a la gerente que me quejaría por los canales adecuados me contestó que ellos siempre tienen lleno. Así es, como consumidores, los mexicanos no siempre somos los más exigentes, no tenemos ni el hábito ni la cultura de la queja. Nos siguen dando espejitos por oro.

Mi intención es publicar estas entradas regularmente, porque me he cansado de esta situación. Dejaré de experimentar y cuando quiera una buena arrachera ahí estará Pueblo Quieto esperándome.
Por favor, si tienen casos parecidos, póngalos aquí, quisiera hacer un foro serio de queja sobre el mal servicio y la falta de calidad.

Por lo pronto, les dejo otro caso de denuncias. http://charbaramos.blogspot.mx/2012/01/herlinda-o-el-mal-servicio.html

Don Asado. Mal servicio, mala actitud, pobre calidad

Don Asado. Mal servicio, mala actitud, pobre calidad

Foto: http://www.queremoscomer.com/restaurantes/restaurante-don-asado-florida/

http://facebook.com/lourdes.chavezsandoval