Un líder nace y se hace. ¿Qué clase de líderes necesitamos? Segunda parte

Un líder nace y se hace; es una capacidad que poseemos los humanos y únicamente requiere ser ejercitada. Suena demasiado sencillo ¿verdad?, el problema es que estamos tan acostumbrados a las dificultades que no faltará quien diga: “si así fuera, habría millones de líderes”. En realidad todos podemos serlo, las mamás pueden empezar en el hogar. Según David Fischman: “El liderazgo personal se logra cuando el individuo emprende el camino trabajando su autoestima, creatividad, visión, equilibrio y capacidad de aprender.”[1] Cuando los niños son pequeños es una responsabilidad de madres y/o padres afianzar su confianza; inculcarles el respeto hacia ellos mismos y hacia los demás; fortalecer su autoestima; criarlos con valores universalmente reconocidos para que al crecer tengan principios sólidos y traten de ser objetivos en su percepción sobre las situaciones y las personas.

“El liderazgo interpersonal se logra posteriormente cuando la persona domina la comunicación, aprende a dirigir a otros y a entregarles el poder, a trabajar en equipo y a servir a sus seguidores.”[2]

La función de la educación en casa es indispensable para forjar el carácter de los buenos líderes, la interacción entre los miembros de la familia es asimilada por chicas y chicos, por ello si sus opiniones son estimuladas y tomadas en cuenta aprenderán a defender sus puntos de vista con seguridad. Ninguna tarea puede emprenderse si no se cree ciegamente en ella, en el camino se encontrarán tropiezos que pondrán a prueba al líder y a sus seguidores, sólo quienes están convencidos y fuerza de carácter llegan a la meta. La familia puede dar las herramientas necesarias para que niños, jóvenes y aun los adultos asuman roles protagónicos como líderes positivos y convenientes para la sociedad, porque hay de líderes a líderes. Hay niños y jóvenes que encabezan grupos para agredir y molestar a sus pares, eso también se aprende en el seno familiar.

Otro aspecto que debe inducirse en el hogar es terminar las obras emprendidas, los buenos líderes sobresalen entre los demás porque completan las tareas, por eso es importante no permitir que las cosas se queden a medias, es en beneficio del futuro de los niños: “El poder comprometernos con nosotros mismos y de mantener esos compromisos es la esencia del desarrollo de los hábitos básicos de la eficacia. El conocimiento, la capacidad y el deseo están dentro de nuestro control… Es en los acontecimientos ordinarios de la vida cotidiana  donde desarrollamos la capacidad proactiva para hacer frente a las extraordinarias presiones de la vida. Así nos comprometemos y mantenemos los compromisos…” [3]

Como adultos sabemos lo difícil que es mantener las esperanzas frente a los obstáculos, enseñar a los hijos a enfrentar y sortear las dificultades redundará en grandes beneficios para ellos y las personas a su alrededor: “La sola fe en la grandeza de la empresa y en las posibilidades de realización despierta en el jefe las energías bastantes para excederse a sí y para arrastrar a los otros a seguirle”. [4]

También sabemos que el optimismo es muy frágil, sin embargo  está científicamente comprobado la importancia del pensamiento para alcanzar el éxito: “Nuestros pensamientos son escultores de la obra de nuestra vida. Cómo los utilicemos depende sólo de nosotros mismos. Si tenemos una piedra entre las manos, podemos destruirla o esculpir con ella una maravillosa obra de arte.”[5]

Pero, si por alguna razón no obtuvimos lo anterior al interior de nuestra familia, nunca es tarde, los seres humanos podemos reinventarnos una y otra vez, podemos aprender a ser los líderes que necesitamos… Continuará


(1) Fischman, 2003, p. 18

(2) Ibíd. p. 19

(3) Ibíd. p. 27

(4)  Covey, p. 106

(5) Courtois, p. 34

Bibliografía

Fischman, David. 2003. El camino del líder. Sabiduría ancestral aplicada al liderazgo. Editorial Aguilar, Courtois, Gastón. 1963. El Arte de Dirigir. Madrid: Sociedad de Educación “Atenas”, S.A.
Covey, Stephen R. 2001. Liderazgo Centrado en Principios. México: Paidós.

http://www.facebook.com/lourdes.chavezsandoval

 

Anuncios

Cine y realidad: paralelismos

El cine es el reflejo de la vida. Estamos más cerca de la ficción de lo que quisiéramos. Yo

Si yo fuera capacitadora PyMES o motivadora profesional, les exhibiría a mis clientes las dos películas que vi el fin de semana.

La primera película (y por favor no digan ¿qué le pasó a esta mujer???) fue Identidad Sustituta con Bruce Willis de Chávez (así es de Chávez), aunque fuera una espantosa película la habría visto, pero me llevé una agradable sorpresa, si no son fans (mi jefe odia esto) de Bruce ni se aparezcan mejor les platico. Primero quiero reconocer que Willis no es candidato al Óscar; es más ni al Ariel, y no importa, lo genial es la historia.

Un contexto

En el primer semestre de la carrera de comunicación leí infinidad de veces a los detractores de los medios de comunicación masiva explicando la enajenación, la alienación del hombre por culpa de dichos medios, la televisión era ese demonio que nos poseía y nos impedía pensar.

No voy a abundar en ese tema ahora, lo que si haré es decirles que esta película le da significado a esas dos palabras: enajenado*, alienado** y es la ruta que trazaron nuestros antecesores, pero nuestros contemporáneos manejan a la perfección por ella. Si han oído hablar de Second life, sabrán que en ese mundo virtual cualquiera puede convertirse en quien quiera ser, por supuesto a un costo bastante alto.

Pues, en Identidad Sustituta se plantea la situación de que la mayoría de la población vive a través de otro, un ser cibernético que puede o no ser igual a él o a ella, pero no necesariamente, hay quien decide ser de otra raza, de otra estatura, de otro sexo; envejecer, imposible porque estos sustitutos son perfectos.

Por supuesto, el índice que criminalidad es muy bajo y la población se dedica a “vivir sin peligros”. Entrecomillo esta oración porque las personas a quien estos robots sustituyen NO SALEN DE SUS CASAS, ¡están enajenados! Las comunidades están alienadas. Como en toda película de Willis (y en las historias de ciencia ficción en general), hay un grupo disidente que se resiste a perder su identidad (eso sí, por ningún lado se ven tomas de tribuna o algo así).

La explicación

 ¿Por qué me parece motivacional? Porque desde tiempos ancestrales el ser humano desea y desea y desea, pero de manera desordenada, sin un verdadero objetivo, desea porque tiene que hacerlo, porque los demás lo hacen y eso lo lleva a destruir y destruirse. Hay muchas personas que quieren vivir otras vidas, que quieren ser alguien más, reniegan de sí mismos y de sus seres queridos, de sus posesiones, de su imagen y se llenan de frustración y de soledad porque nadie quiere estar cerca de personas así.

Ten cuidado con lo que deseas

… porque se puede volver realidad, eso sucede aquí. Eso pasó con Alejandra Guzmán, deseó de manera irresponsable a pesar de tener los medios para hacerlo de manera correcta.

Moraleja

Yo creo que esta película es una probada de lo que pasa si no nos aceptamos, la vida no es perfecta y si realmente vivimos, nunca lo será, pero hacerlo a través de otro, más rico (a), más guapo (a), más inteligente, no es vivir, es envidiar. La moraleja es nadie está satisfecho con lo que logra, no importa cuán trascendente sea. Si ven la película, pregúntenselo al profeta.

 Coco antes de Chanel

Independientemente de ser una película de época con impresionantes vestuarios (parecería obvio si es de Chanel, pero no me parece la intención de la película), automóviles que hoy sólo vemos en los museos y un país donde las cosas han cambiado (no sé si diametralmente, pero han cambiado), esta película nos hace reflexionar sobre el autoestima, la superación personal, los objetivos y el sentido de la vida, no de la protagonista sino los nuestros.

Gabrielle (mejor conocida como Coco) vivió la mayoría de su existencia de manera miserable, y no me refiero a la falta de dinero, su eterna inconformidad la llevó al éxito, pero dudo mucho que con él haya llegado la felicidad.

Los hombres Chanel

Esta mujer es abandonada por su padre y de ahí recorre un largo camino de desprecios por parte de los hombres; está inmersa en una sociedad aristocrática machista a la que no pertenece. Etienne Balsan se convierte en su amante y protector a escondidas, a pesar de ser soltero y suficientemente rico para no tener que rendir cuentas a nadie él la esconde, se avergüenza de ella, lesa mucho para él la diferencia de clases, por fortuna paga cara su indecisión.

Liderazgo

Ahora les explico porque me parece excelente para los micro, pequeños y medianos empresarios, sin entrar en detalles, digamos que Coco tenía sólo UN TALENTO, pues, como en la parábola, lo puso a trabajar. Claro que como no había Bancomext o Nafin, el dinero se lo “prestó” el único hombre del que se enamoró y quien tampoco la consideró digna de ser públicamente reconocida como esposa o novia.

La cuestión es que el préstamo redituó de tal forma que aun en la actualidad sigue dando frutos. La película muestra la dificultad que esta mujer tuvo para conseguir un trabajo en aquella época y lo complicado que resultó romper con los paradigmas. Ella se enfrentó a la intransigencia de hombres que veían a las mujeres como objetos decorativos y/o sexuales sin derecho a pensar, soñar y triunfar por sí mismas, con la complicidad de la mayoría de las mujeres debo agregar. No estoy siendo feminista, ésa es la historia, ya pasó y la mujer triunfó en el aspecto económico.

Áreas de oportunidad

Coco era una costurera innata, tenía un don especial para diseñar, elegir telas, para imaginar un accesorio. En México hay mucha gente así, creativa, generadora de ideas, el problema es que también hay poca confianza y menos inversionistas. Desde mi punto de vista, esta película refuerza lo que he dicho desde hace ya varios años, no todos debemos ser licenciados, maestros o doctores en algo; lo que debemos ser es perseguidores de sueños, habrá algunos que podamos realizar y otros no, pero lo importante es no dejar de soñar…

 

* enajenar. Del lat. in, en, y alienāre). 1. tr. Pasar o transmitir a alguien el dominio de algo o algún otro derecho sobre ello. 2. tr. Sacar a alguien fuera de sí, entorpecerle o turbarle el uso de la razón o de los sentidos. El miedo lo enajenó. U. t. c. prnl. Enajenarse por la cólera. Se enajenó de sí. 3. tr. Extasiar, embelesar, producir asombro o admiración. U. t. c. prnl. 4. prnl. Desposeerse, privarse de algo. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=Enajenado

* *Alienación. (Del lat. alienatĭo, -ōnis). 1. f. Acción y efecto de alienar. 2. f. Proceso mediante el cual el individuo o una colectividad transforman su conciencia hasta hacerla contradictoria con lo que debía esperarse de su condición. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=Enajenado