A Roma con amor

To Rome with Love

Cuando le pregunté a Charbelí qué le había parecido esta película, me contestó que se había divertido mucho, pero que no era la mejor película de Woody Allen. Charbe es una gran conocedora del buen cine, admiradora y seguidora de Allen, por lo que su opinión me pareció valiosa, pero –como siempre– preferí formar mi criterio viéndola.

No voy a reseñar la película, por si el lector no la ha visto. Al final hay varias opciones para ver el tráiler, la página oficial y una crítica, mi pretensión es otra.

Debo admitir que no esperaba demasiado, un rato de entretenimiento era suficiente, ¡oh fiasco!, este largometraje me llevó a lugares insospechados de reflexión (y no fumé o consumí nada extraño antes de verla). Me voy a tomar la libertad, si me lo permiten, y si no también, de subtitularla: A Roma con amor o “Ten cuidado con lo que deseas (o sueñas) porque se puede convertir en realidad”.

(Spoiler) Lea lo siguiente bajo su propio riesgo. Las siguientes reflexiones, aunque personales, fueron originadas por la trama y tengo que abordar algunas escenas.

¿Son firmes tus valores? ¿Puede tu relación sobrevivir a las tentaciones? Si no estuvieras trabajando, ¿tendría sentido tu vida? ¿Se cumplieron tus ideales de estudiante? ¿Te dedicas a lo que te gusta o a lo que te da para vivir? ¿Llevas una doble vida: familia y placer no van de la mano? ¿Lo único que te interesa es la fama y el reconocimiento? 

Al empezar la historia nos encontramos con una estereotípica mujer que halla “al amor de su vida” en un fortuito encuentro con un desconocido que difícilmente podría ser más diferente a ella y a su entorno.

Eso da paso a una pareja ácida, el esposo (Allen) acaba de retirarse y experimenta un vacío en su sentido de la vida, como todas las personas cuyo objetivo está centrado en el trabajo. En una desesperada búsqueda por combatir el aburrimiento, el personaje de Allen manipula los deseos de un hombre, cuya voz privilegiada lo hace presa de las fantasías de este incipiente jubilado quien lo orilla —y le facilita– a cumplir su sueño, no sin antes enfrentar la furia de la familia.

Dos arquitectos, un joven estudiante y un consagrado profesional, muestran varias caras de la misma moneda: los ideales y la realidad, el amor y la lujuria, la fidelidad y el engaño, el presente y el futuro. Ambos persiguieron sus sueños.

La fama no siempre es como la imaginamos; cuenta de ella da Benigni, pero, ¿es fácil alcanzarla?, ¿qué se necesita para ser famoso?, ¿cuál es rol de los medios de comunicación? El famoso, ¿es víctima o verdugo?, ¿estamos preparados para el olvido?, ¿puede una persona recta y “decente” convertirse en todo lo contrario?

En otro interesante giro de la película, la aparición de Anna permite a quienes como yo buscamos una respuesta afirmativa, preguntar una vez más ¿existe la pareja perfecta? ¿Están blindados los enamorados contra las tentaciones? ¿Se justifica el sexo por el sexo en un matrimonio aparentemente lleno de planes y sueños?

Un aspecto que me llamó poderosamente la atención, fue la doble moral que todos conocemos y que Woody Allen retrata tan bien; esta ocasión no es diferente: un “selecto grupo” de políticos y hombres de negocios retratan la realidad de la vida familiar y de los placeres nada culposos proporcionados por Penélope Cruz, “la buena samaritana” que contribuye a la “estabilidad” familiar.

Los protagónicos de este filme tienen la oportunidad de cumplir sus deseos, de vivir sus sueños, de probar y reprobar. Como en la vida real, usan y son usados, pero, a diferencia de nosotros, si ellos se equivocan, no hay juicios, hacen una y otra películas; en cambio, nosotros estamos rodando la historia de NUESTRA vida, no hay corte y se repite. Los lamentos se pagan a precios de oro: fama, dinero, engaño, ambición, lujuria; todos tienen un costo que, la mayoría de las veces, se paga con lágrimas y dolor.

A Roma con amor, para mí, resultó ser una lección de vida. Hay veces en las que la disyuntiva es perseguir el sueño o abrazar la realidad. ¡Cada quien decide!

Ten cuidado con tu sueño, puede convertirse en una pesadilla.

 

http://sonyclassics.com/toromewithlove/

http://www.jornada.unam.mx/2012/07/23/opinion/a14a1esp

http://artemuros.wordpress.com/2012/07/14/amores-y-vidas-superficiales/

http://www.facebook.com/lourdes.chavezsandoval

P.D. Alec Baldwin es el hombre de mis fantasías, pero se queda ahí, no puedo hacerle caso.

Anuncios

Cine y realidad: paralelismos

El cine es el reflejo de la vida. Estamos más cerca de la ficción de lo que quisiéramos. Yo

Si yo fuera capacitadora PyMES o motivadora profesional, les exhibiría a mis clientes las dos películas que vi el fin de semana.

La primera película (y por favor no digan ¿qué le pasó a esta mujer???) fue Identidad Sustituta con Bruce Willis de Chávez (así es de Chávez), aunque fuera una espantosa película la habría visto, pero me llevé una agradable sorpresa, si no son fans (mi jefe odia esto) de Bruce ni se aparezcan mejor les platico. Primero quiero reconocer que Willis no es candidato al Óscar; es más ni al Ariel, y no importa, lo genial es la historia.

Un contexto

En el primer semestre de la carrera de comunicación leí infinidad de veces a los detractores de los medios de comunicación masiva explicando la enajenación, la alienación del hombre por culpa de dichos medios, la televisión era ese demonio que nos poseía y nos impedía pensar.

No voy a abundar en ese tema ahora, lo que si haré es decirles que esta película le da significado a esas dos palabras: enajenado*, alienado** y es la ruta que trazaron nuestros antecesores, pero nuestros contemporáneos manejan a la perfección por ella. Si han oído hablar de Second life, sabrán que en ese mundo virtual cualquiera puede convertirse en quien quiera ser, por supuesto a un costo bastante alto.

Pues, en Identidad Sustituta se plantea la situación de que la mayoría de la población vive a través de otro, un ser cibernético que puede o no ser igual a él o a ella, pero no necesariamente, hay quien decide ser de otra raza, de otra estatura, de otro sexo; envejecer, imposible porque estos sustitutos son perfectos.

Por supuesto, el índice que criminalidad es muy bajo y la población se dedica a “vivir sin peligros”. Entrecomillo esta oración porque las personas a quien estos robots sustituyen NO SALEN DE SUS CASAS, ¡están enajenados! Las comunidades están alienadas. Como en toda película de Willis (y en las historias de ciencia ficción en general), hay un grupo disidente que se resiste a perder su identidad (eso sí, por ningún lado se ven tomas de tribuna o algo así).

La explicación

 ¿Por qué me parece motivacional? Porque desde tiempos ancestrales el ser humano desea y desea y desea, pero de manera desordenada, sin un verdadero objetivo, desea porque tiene que hacerlo, porque los demás lo hacen y eso lo lleva a destruir y destruirse. Hay muchas personas que quieren vivir otras vidas, que quieren ser alguien más, reniegan de sí mismos y de sus seres queridos, de sus posesiones, de su imagen y se llenan de frustración y de soledad porque nadie quiere estar cerca de personas así.

Ten cuidado con lo que deseas

… porque se puede volver realidad, eso sucede aquí. Eso pasó con Alejandra Guzmán, deseó de manera irresponsable a pesar de tener los medios para hacerlo de manera correcta.

Moraleja

Yo creo que esta película es una probada de lo que pasa si no nos aceptamos, la vida no es perfecta y si realmente vivimos, nunca lo será, pero hacerlo a través de otro, más rico (a), más guapo (a), más inteligente, no es vivir, es envidiar. La moraleja es nadie está satisfecho con lo que logra, no importa cuán trascendente sea. Si ven la película, pregúntenselo al profeta.

 Coco antes de Chanel

Independientemente de ser una película de época con impresionantes vestuarios (parecería obvio si es de Chanel, pero no me parece la intención de la película), automóviles que hoy sólo vemos en los museos y un país donde las cosas han cambiado (no sé si diametralmente, pero han cambiado), esta película nos hace reflexionar sobre el autoestima, la superación personal, los objetivos y el sentido de la vida, no de la protagonista sino los nuestros.

Gabrielle (mejor conocida como Coco) vivió la mayoría de su existencia de manera miserable, y no me refiero a la falta de dinero, su eterna inconformidad la llevó al éxito, pero dudo mucho que con él haya llegado la felicidad.

Los hombres Chanel

Esta mujer es abandonada por su padre y de ahí recorre un largo camino de desprecios por parte de los hombres; está inmersa en una sociedad aristocrática machista a la que no pertenece. Etienne Balsan se convierte en su amante y protector a escondidas, a pesar de ser soltero y suficientemente rico para no tener que rendir cuentas a nadie él la esconde, se avergüenza de ella, lesa mucho para él la diferencia de clases, por fortuna paga cara su indecisión.

Liderazgo

Ahora les explico porque me parece excelente para los micro, pequeños y medianos empresarios, sin entrar en detalles, digamos que Coco tenía sólo UN TALENTO, pues, como en la parábola, lo puso a trabajar. Claro que como no había Bancomext o Nafin, el dinero se lo “prestó” el único hombre del que se enamoró y quien tampoco la consideró digna de ser públicamente reconocida como esposa o novia.

La cuestión es que el préstamo redituó de tal forma que aun en la actualidad sigue dando frutos. La película muestra la dificultad que esta mujer tuvo para conseguir un trabajo en aquella época y lo complicado que resultó romper con los paradigmas. Ella se enfrentó a la intransigencia de hombres que veían a las mujeres como objetos decorativos y/o sexuales sin derecho a pensar, soñar y triunfar por sí mismas, con la complicidad de la mayoría de las mujeres debo agregar. No estoy siendo feminista, ésa es la historia, ya pasó y la mujer triunfó en el aspecto económico.

Áreas de oportunidad

Coco era una costurera innata, tenía un don especial para diseñar, elegir telas, para imaginar un accesorio. En México hay mucha gente así, creativa, generadora de ideas, el problema es que también hay poca confianza y menos inversionistas. Desde mi punto de vista, esta película refuerza lo que he dicho desde hace ya varios años, no todos debemos ser licenciados, maestros o doctores en algo; lo que debemos ser es perseguidores de sueños, habrá algunos que podamos realizar y otros no, pero lo importante es no dejar de soñar…

 

* enajenar. Del lat. in, en, y alienāre). 1. tr. Pasar o transmitir a alguien el dominio de algo o algún otro derecho sobre ello. 2. tr. Sacar a alguien fuera de sí, entorpecerle o turbarle el uso de la razón o de los sentidos. El miedo lo enajenó. U. t. c. prnl. Enajenarse por la cólera. Se enajenó de sí. 3. tr. Extasiar, embelesar, producir asombro o admiración. U. t. c. prnl. 4. prnl. Desposeerse, privarse de algo. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=Enajenado

* *Alienación. (Del lat. alienatĭo, -ōnis). 1. f. Acción y efecto de alienar. 2. f. Proceso mediante el cual el individuo o una colectividad transforman su conciencia hasta hacerla contradictoria con lo que debía esperarse de su condición. http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=Enajenado